NORTE DE ARGENTINA

Entré a Chile con el increíble sabor de boca que me había dejado mi aventura en el inhóspito y vibrante Suroeste boliviano. Unos kilómetros después de haber pasado el aislado puesto fronterizo, y tras dos semanas de pedaleo por los más espantosos caminos, me encontré con el asfalto; tan gris, tan sucio, tan… ¡bonito! Como si de una película épica se tratase, me bajé de la bici y me desplomé sobre la carretera para besarla

REGIÓN DE LOS LAGOS. ARGENTINA

Poca fue la diferencia que encontré al pasar de la Región de los Lagos chilena a la Región de los Lagos argentina. El paisaje patagónico comienza a dejarse notar y la luz austral tiñe todo de un frondoso verde exquisito.

Para llegar a San Martín de los Andes hay que pedalear por un camino que cruza la cordillera por bosques de gigantescos alerces centenarios y zigzaguea entre multitud de lagos de agua cristalina, cada uno de un tono distinto al anterior.