El Amazonas me abraza despidiéndome de un país que me trató mejor que bien

El Amazonas y sus gentes me han tratado mejor de lo que podía imaginar.

Aparte de la naturaleza tan esplendorosa y salvage que te regala este lugar, al que merecidamente llaman el pulmón del planeta, la hospitalidad de las pocas personas que lo habitan hace que recorrerla se convierta en el mayor de los placeres.

A marcha forzada... me marcho forzado

No me equivocaba al final de la crónica anterior cuando me aventuré a predecir una triste despedida al dejar Sao José y decir adiós a mis dos anfitrionas, Luar e Isadora, quienes sin duda ya tienen un lugar en mi corazón para siempre. Hablar sólo de hospitalidad refiriéndome a Luar sería muy injusto ya que lo que ella me ofreció desde el primer momento no fue una casa donde hospedarme sino un hogar donde sentirme como en casa.

Haciendo realidad un sueño

La tarde antes de mi salida estaba realmente nervioso y con unas ganas inmensas de dar comienzo a lo que desde hace tantos años vengo soñando. No era el viaje en sí lo que ocupaba mi cabeza, ni los miedos, ni las dudas, ni siquiera lo era la ruta a seguir. Lo que le arrebataba por goleada ese puesto era una rebosante alegría resultado del orgullo y la satisfacción de ver que estaba a las puertas de superar esa ambiciosa frontera que divide los sueños de la realidad...

CARNAVALES DE SALVADOR Y COMIENZO DE LA RUTA!

Un ejercicio de refortalecimiento de mi personalidad

Aconsejo abstenerse de leer esta pequeña crónica a aquellos que sufren de vergüenza ajena, pues lo que van a leer podría hacerles pasar un mal rato…

Llegó el momento de ir al carnaval. Lo único un poco desmotivante sería ir a una celebración tan movidita sin alguien con quien desfasar, ya que desfasar es una cosa que no gusto de hacer en solitario...

SALVADOR DE BAHÍA

Ir al mapa de la ruta

En el comienzo de mi viaje todo ha ido sobre ruedas, y eso que las de la bici aún no rodaron ni un kilómetro...

Llegué al camping de Salvador esperando quedarme aquí 3 o 4 días y ya llevo dos semanas. La culpa de esto la tienen Ismine Lima y "los suyos", quienes están haciendo de mi estancia un verdadero placer, aparte de lo mucho que están demorando los preparativos...