PERÚ NORTE

 Este viaje tiene un ritmo desenfrenado. El implacable hastío y el aburrimiento tratan de hacer su trabajo pero se dan continuamente de bruces con las bienaventuranzas de esta entretenidísima empresa que no les concede ni la más mínima oportunidad.

 

PERÚ SUR

La marcha de Adriana y la diarrea de la que me recuperaba me tenían totalmente abatido. Los ánimos no eran los más idóneos para enfrentar mi partida en solitario hacia el sur del Perú, pero en estos casos uno saca fuerzas de donde sea, más aún sabiendo que una vez me encontrase en la ruta mi apetito viajero repondría rápidamente mis ganas de más.